¿Qué es Google My Business y como funciona?

En Sigma Marketing queremos profundizar en la importancia de Google My Business y ver cómo funciona, por ello, vamos a empezar con un pequeño juego. Imagina que te nombran un negocio que no conoces o que quieres encontrar un restaurante (por ejemplo), cercano a ti. ¿Qué es lo primero que haces? ¡Efectivamente! Buscarlo en Google. Normalmente, el resultado que aparece en la mayoría de los casos, por no decir el 100%, es una ficha con los principales datos de la empresa. Por eso, hoy te vamos a aclarar de una vez por todas qué es Google My Business, o lo que es lo mismo, esa ficha de empresa que aparece cuando buscas un negocio en internet. 

¿Qué es Google My Business?

Google My Business es una herramienta gratuita que facilita Google para ayudar a las empresas a gestionar su presencia online. Lo que permite es establecer una vinculación directa del negocio con el entorno donde desarrolla su actividad más cercana.

Por medio de un panel de control único te va a permitir por un lado, una gestión fácil y rápida de los datos más inmediatos que tus clientes o usuarios van a necesitar para contactar con tu empresa, saber a qué os dedicáis o simplemente ubicaros en Google Maps para poder ir a veros, y por otro Google My Business ofrece un montón más de posibilidades para mejorar la presencia online de la empresa, desde la gestión de reseñas a la posibilidad de subir fotos y vídeos de la empresa y un largo etcétera.

¿Qué beneficios conlleva?

El principal objetivo que cualquier empresa debe tener presente a la hora de registrarse en Google My Business está claro: hacer que tu negocio destaque por encima de la competencia y convertir las búsquedas en clientes. 

Según múltiples informes, está comprobado que el 64% de los usuarios que buscan información de contacto de una empresa local, la obtienen de las cuentas de Google My Business. Así que, es hora de que te remangues y empieces a sacarle partido a esta herramienta.Te aseguramos que te traerá más alegrías que disgustos. 

Para empezar, debes saber que:

  • A través de esta herramienta, es mucho más fácil gestionar la información de tu negocio. Tú decides qué datos ven los usuarios que te buscan así como los productos o servicios que ofreces. Google My Business te ofrece también la posibilidad de añadir fotografías de tu negocio. Este es un dato muy a tener en cuenta, ya que las empresas que incluyen fotos en sus fichas, obtienen un 35% más de clics en sus web que las empresas que no lo hacen. 
  • Además, como propietario/a o administrador/a de la empresa, podrás hacer un seguimiento a tiempo real de las reseñas que tus clientes dejan en Google. Esta es una forma muy sencilla de saber las valoraciones y la imagen que tiene tu empresa en internet. Pero esto no queda aquí, sino que desde tu perfil de Google My Business también podrás responder a estas reseñas. No olvides esta es información crucial para tus potenciales clientes, ya que el 91% de los usuarios se guían por las reseñas que encuentran en internet. Y estas pueden influir tanto de forma positiva como negativa, así que no las descuides. 
  • El perfil de Empresa permite también realizar seguimientos y extraer estadísticas sobre tu negocio: ver el número de clic que recibes, el número de visitas, ubicación de los usuarios que te buscan, etc. Datos sin duda muy interesantes de cara a optimizar tus acciones de marketing y especialmente las acciones relativas al posicionamiento SEO. 
  • Por último, pero quizá lo más importante, es la facilidad que aporta esta herramienta para ampliar tu presencia. Uno de los factores que tiene en cuenta Google para posicionar los negocios es la ubicación del usuario que realiza la búsqueda. Es decir, prioriza todos aquellos negocios próximos a la ubicación actual de la persona que los busca. Por eso, mantener un perfil de Google My Business actualizado, con la ubicación correcta, te ayudará a aparecer en las primeras posiciones. 

Si has llegado hasta aquí, probablemente a estas alturas ya te haya picado el gusanillo y quieras crear tu cuenta Google My Business. Este es un procedimiento muy sencillo, pero de todos modos te lo vamos a explicar paso a paso: 

  1. Accede a Google My Business
  2. El siguiente paso es registrarse y para ello debes rellenar toda la información necesaria sobre tu empresa. 
  3. Ya solo queda verificar tu cuenta. Esto es muy importante no solo para proteger tu presencia en internet, sino también para poder acceder a todas las funcionalidades de la plataforma. Para validar tu cuenta, hay dos posibles escenarios:
    1. Que la empresa ya esté creada de forma automática o por otro usuario: lo que tienes que hacer es reclamar la propiedad. Simplemente busca tu nombre de empresa en Google y en la ficha que aparece a la derecha, pincha en el botón que pone “¿Eres el propietario de esta empresa?”. A continuación, sigue los pasos pertinentes. 
    2. Si la acabas de crear tú mismo desde cero, tienes que validarla igualmente. 

En cualquier caso, el proceso es muy sencillo: te solicitarán un código de validación para confirmar que eres el propietario. ¿Y cómo se solicita? Pues puedes hacerlo o bien por vía telefónica, por email o recibiendo una carta por correo ordinario.

Optimización de tu ficha

Una vez que tienes el perfil creado, ya solo queda optimizarlo. Vamos, sacarle todo el juguito para que esta herramienta sea realmente provechosa para ti y para tu empresa. Aquí te dejamos nuestras principales recomendaciones:

  1. A la hora de crear la ficha, regístrate con una cuenta de Gmail a la que tengas acceso y que revises de forma frecuente, que nos conocemos…
  2. Completa todos los campos posibles con la información de tu negocio y lo más importante: verifica que están bien. Es decir, que el enlace a tu web es el correcto, que no da error al pinchar en él, lo mismo con el número de teléfono, la ubicación, email de contacto, horarios, servicios, etc. 
  3. Asegúrate de que el NAP (Name, Address y Phone) está unificado. Tanto el nombre como la dirección y el número de teléfono son datos esenciales y deberías añadirlos de la misma forma. Siempre y en todas partes. Y es que si cada vez que escribes estos datos en internet lo haces de una forma diferente, Google lo detectará como una incoherencia y será más difícil posicionar tu negocio.
  4. Cuando hagas la descripción de tu negocio, hazlo de la forma más ajustada y real posible. Ve directamente al grano: cuáles son tus principales servicios, productos y factores diferenciales. Y ya si puedes añadir palabras clave mejor que mejor. 
  5. Potencia y revisa las reseñas. Según el propio Google, las empresas que dan respuesta a las reseñas son más fiables que las que no lo hacen. Así que ya sabes, trata de responder a todas las valoraciones de forma educada. 
  6. Aprovecha la opción de realizar publicaciones. Esta es una buena forma de mantener a tus clientes informados con todas las novedades sobre tu negocio. 

Queremos que Google sea la tercera mitad de tu cerebro.»

– Sergey Brin.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas ayuda?